1 de agosto de 2016

PVR-147, la catedral del senderismo


PRV-147, o Camí de les Jovades, o de Juvees d´Enmig, o Barranc de l´Infern, o ruta de los 6500 escalones, lo podéis llamar como queráis, en fin, la catedral del senderismo.

Ruta circular por los cañones de La Vall de Laguar, provincia de Alicante, la verdad es que no dejo de sorprenderme cada verano con la cantidad de montañas que hay por esta zona del mediterráneo, tradicionalmente asociada al turismo que sólo busca sol y playa, realmente merece muchísimo la pena adentrarse en estos parajes sin renunciar después al chapuzón vespertino en las tibias y tranquilas aguas del Mare Nostrum. 

Desde la ventana del apartamento las sierras del Montgó, la de Segaria y la sierra de Migdia, sin llegar a sobrepasar los 800 metros, no pueden pasar desapercibidas para cualquiera que le gusten las montañas, pero estaba decidido que este año la ruta a realizar era la de los 6500 escalones.

La ruta completa consta de tres tramos de bajadas y subidas, la primera, saliendo desde la localidad de Fleix, es la más bonita y espectacular, atravesando la montaña a través del forat y ofreciendo las mejores vistas, además esta parte está formada casi al completo por escalones, bajando hasta el Barranco de l´Infern para luego ascender hasta la zona conocida como Juvees del Poble d´Enmig.

La segunda parte nos lleva por un sendero que desciende de nuevo hasta el barranco de l´Infern para luego subir hasta los corrales de Juvees del Poble de Dalt. A partir de aquí se empieza a notar el cansancio, pero sobre todo el sofocante calor, si en Benimaurell había 35 grados cuando llegué, calculo que por las laderas de los barrancos bien podrían alcanzarse los 37-38, así que la última parte hay que tomársela con calma y medir bien el consumo de agua porque la última subida parece que no se acaba nunca.

Así afrontamos la última parte del recorrido, sorteando los Barrancos del Tuerto y del Racons para llegar a esa subida donde otra vez aparecen los escalones y que se hace interminable. Aquí es donde los cuádriceps empiezan a resentirse después de más de cuatro horas de baja y sube, pero las vistas compensan el esfuerzo y la cercanía de Benimaurell y la visión de una cerveza fresquita en la terraza de un bar hacen que se saque fuerzas de donde casi no quedan.

Un corto paseo por pista asfaltada entre Benimaurell y Fleix pone fin a una ruta que deja las piernas hechas polvo, pero con ganas de repetirla.

Dependiendo de la época en que se haga la ruta es importante ir bien provisto de agua, sobre todo en verano, aunque durante la ruta encontraremos una fuente en Juvees del Poble d´Enmig y otra en la segunda bajada hacia el barranco de l´infern.

Hoy lo tenía fácil para elegir la música, "Stairway To Heaven" de Led Zeppelin, pero como estamos en verano, ¿porqué no ponerle una de esas canciones pegadizas que no dejan de sonar en todas las radios?



 


 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness