20 de octubre de 2014

Por el hayedo de Belaustegi con la Olympus E-PL5


Tras probar la Olympus E-PL3 y quedar más que satisfecho con la calidad de las imágenes no tardé mucho en dar otro pasito hacia adelante y hacerme con su hermana mayor, la E-PL5.

Estéticamente las diferencias no son muchas, más bien diría que ninguna, salvo la pantalla, que ahora tiene más movilidad y es táctil y que la E-PL5 incorpora una pequeña empuñadura para mejorar el agarre, lo cual se agradece mucho, aunque mi E-PL3 también dispone de una empuñadura añadida. Las grandes diferencias están en el interior ya que la E-PL5 incorpora el mismo sensor de 16 mega píxeles que la exitosa OM-D E-M5.

Y la verdad es que para poner a prueba ese sensor no se me ocurría mejor sitio que el hayedo de Beláustegui, la tarde soleada, aunque poco a poco se fue cubriendo un poco, era perfecta para ver cuánto podía dar de sí el sensor en lo que se refiere a rango dinámico. 

Todas las fotos están tomadas con el objetivo Olympus M.Zuiko 12-50mm f3.5-6.3 ED EZ, aunque también me llevé el 14-42 que viene de serie con la E-PL5, pero prefiero el 12-50 por su mayor rango focal, tanto por arriba como por abajo, y porque la calidad es un poco mejor, no mucho la verdad, pero bueno, tampoco he realizado una prueba a fondo con diferentes distancias focales y aperturas de diafragma. La cuestión es que me he acostumbrado a esos 24mm de angular y ya no los cambio por nada.

Herramienta imprescindible para fotografiar a la sombra del hayedo y poder utilizar aperturas pequeñas y obtener una buena profundidad de campo es el trípode, además el 12-50 no es un objetivo muy luminoso. Por suerte también he podido comprobar que la E-PL5 se defiende muy bien en ISOS altos, así que para los paseos montañeros se puede prescindir del trípode para ahorrar peso y no perderse ninguna foto.

Como he comentado otras veces no soy ningún virtuoso de los programas de edición, así que para no destrozar las imágenes me limito a retocar un poco la exposición y el contraste y, para finalizar, una ligera máscara de enfoque.

Aquí tenéis una selección de las fotos sacadas esa tarde.







 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness