7 de septiembre de 2014

Montañas de Alicante: cresta de Bernia

Peñón de Ifach desde la cima de Bernia

La provincia de Alicante, aparte de playas y sol para los veraneantes, ofrece un sinfín de posibilidades para los amantes de la montaña. A escasos kilómetros de localidades tan turísticas como Benidorm, Calpe o Altea, uno puede escaparse del bullicio y las aglomeraciones y disfrutar de una jornada montañera que algunos ni siquiera se pueden imaginar, al menos ese era mi caso hasta que hace unos años visité la zona por primera vez y pude subir el Puig Campana. Esta vez le tocaba a la Sierra de Bernia.

La ruta comienza en el área recreativa de la Font de la Barca, desde donde se accede al PR-CV 7 que da la vuelta completa a la sierra de Bernia. Tras pasar por la fuente del Runar, que se encuentra en el interior de una pequeña cavidad protegida por una puerta, se llega a un poste de señales donde hay que tomar dirección al Forat, un túnel que atraviesa la montaña de una vertiente a la otra, pero que por cuestiones de tiempo no llegaré a visitar. La senda, cómoda y sin apenas desnivel, discurre bajo las paredes de Bernia atravesando varias pedreras, es en una de estas donde hay que estar atentos a un desvío marcado con hitos donde se inicia una ascensión por fuerte pendiente hasta alcanzar el collado del Portixol, desde donde se puede disfrutar de unas espectaculares vistas hacia el mar y el Puig Campana. En mi caso me tocó disfrutar de dos mares, uno de aguas muy saladas y otro de nubes.

En el collado de Portixol empieza la parte más bonita de la ruta. A mí no me pareció complicado, pero exige extremar las precauciones ya que hay varios pasos y subidas algo delicadas. Lo que sí recomiendo si no se conoce la zona es seguir las marcas de pintura roja que señalan la ruta sin salirse de ellas ya que cualquier despiste nos puede llevar a una situación comprometida. Desde el collado hay que afrontar una primera trepada, pero hay muchos agarres y sitios donde poner los pies, así que resulta más impresionante que difícil. Una vez arriba se camina por una zona de cresta amplia y ya se puede ver a lo lejos la cima de Bernia con su vértice geodésico.

Siguiendo las marcas rojas se pasa a la otra vertiente de la montaña y enseguida se llega al segundo tramo interesante, se trata de un paso en el que se ha habilitado una cadena para facilitar una trapada, lo que le da un toque emocionante a la subida. Tras dejar atrás la cadena toca seguir subiendo para acceder a una antecima mediante otra trepada donde encontraremos la ayuda de una cuerda. De esta forma y sin más complicaciones se alcanza la cima de Bernia, donde toca deleitarse con el paisaje, destacando sobre todo la estampa del Puig Campana y los rascacielos de Benidorm.

Siempre guiados por las marcas de pintura roja y extremando las precauciones se continua adelante por la cresta, un destrepe ayudados de nuevo por una cuerda habilitada para tal fin antecede a otro paso donde se desciende por la pared con la ayuda esta vez de una cadena. Ya sólo queda descender con calma por una pedrera hacia los restos del Fuerte de Bernia que se pueden ver al final de la bajada. Desde el fuerte se retoma el camino del PR-CV 7 que lleva de retorno a la Font de la Barca para completar de esta manera una circular con ascensión al pico de Bernia por la cresta desde el Portixol.



 



 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness