26 de mayo de 2013

Montes de Triano, de Peñas Negras al Pico de la Cruz

5 de mayo de 2013

Hace unos meses realicé esta ruta con mi cuñado "el montañeo", pero nos hizo un día muy malo, casi todo el camino lo hicimos entre la niebla y una suave, pero pertinaz lluvia, y acabamos calados hasta los huesos. Más tarde intenté repetirla, pero en el último momento cambié de planes y desde Peñas Negras me acerqué hasta la cueva de Urallaga visitando los restos de algunas de las muchas explotaciones mineras que hubo por esta zona. Hoy, con un tiempo espléndido, me he vuelto a acercar a Peñas Negras para enlazar las cimas que van desde el pico Pastores hasta el Pico de la Cruz, bueno, todas no, el Pico Menor se ha quedado por el camino...

Salgo de Peñas Negras siguiendo la ruta señalada con postes de color lila y que en unos veinte minutos alcanza un collado. Desde aquí se puede optar por continuar de frente y adentrarse en la zona minera o girar a la izquierda y empezar a tachar cimas. La primera es el Pico Pastores, una modesta cima, pero que tiene unas muy bonitas vistas y que merece la pena subir.


Buzón en Pico Pastores

Se desciende el Pico Pastores en busca de la pista que siguiendo el cordal lleva en apenas cinco minutos a la siguiente parada del día, la redondeada cima de Alta Galdames. Paro lo justo para hacer un par de fotos y enseguida comienzo el rápido descenso que antecede a la subida hacia el Pico Mayor.


Hacia el Pico Mayor

La subida es por una pista algo machacada por las explotaciones forestales. Antes de alcanzar la parte más alta la ruta se desvía a la izquierda para introducirse entre los árboles en busca de la oculta cima del Pico Mayor, que, aunque carece de vistas panorámicas, me ha resultado un lugar bonito.


Caballos en el Pico Mayor

Dejo el Pico Mayor y comienzo un nuevo descenso hacia un cruce de pistas, da igual cual se coja porque todas vuelven a confluir en el mismo punto. Yo opto por la derecha, dejando el Pico Menor a la izquierda y desechando ascender el mismo, quizás en otra ocasión... Nuevo cruce de pistas, esta vez rodean la cima de Ganeran, el techo de los montes de Triano, pero en este punto hay que olvidarse de las pistas e introducirse en la penumbra de un pequeño bosque, el cual hay que atravesar para afrontar el repecho más fuerte de la jornada, la subida al Ganeran.


Subiendo hacia el Ganeran

En apenas un minuto se sale del bosquecillo y se empiza a ascender por la herbosa loma. Las vistas comienzan a ser más generosas y puedo disfrutar de las nieblas que cubren las Encartaciones. En la cima de Ganeran un vértice geodésico y el buzón reciben a los montañeros.


Cima de Ganeran

Continúo adelante descendiendo hacia el punto donde confluyen las pistas que rodean el Ganeran por ambas vertientes, desde aquí hay que continuar de frente, por el sendero pedregoso que atraviesa otro bosque. Justo cuando se sale a terreno despejado hay que tomar un desvío a la izquierda que se acerca al buzón que señala la cima de Gazteran.


Gazteran

Desde aquí un suave descenso lleva a los pies de la rocosa cima del Pico de la Cruz y con la cual se completa el objetivo montañero de la jornada, enlazar todas las cimas del cordal de los montes de Triano, bueno, todas no, que me falta el Pico Menor...


Ascendiendo al Pico de la Cruz

Sentado bajo la cruz que corona la cima aprovecho para descansar, comer y meditar sobre el camino de vuelta. En principio la idea era regresar por el mismo sitio, pero sin volver a pasar por las cimas, osea, cogiendo la primera pista que lleve hacia Peñas Negras, pero finalmente decido volver por la otra vertiente del cordal, la que da a la zona donde se encuentran los restos de las explotaciones mineras.


Hacia la zona minera

Desciendo del Pico de la Cruz y me introduzco en el bosque, al principio por lo que parece una senda, pero que enseguida se difumina. Hay restos de pistas, pero se ve que no es un terreno muy transitado, así que con la ayuda del GPS me voy orientando hasta que al final alcanzo una pista que había visto desde la cima del Pico de la Cruz. Esta pista sale a terreno despejado, hacia una zona donde pastan varios caballos, con una suave loma que inviata a subirla y desde donde diviso una cima con buzón. No tenía más intención que la de seguir la pista, pero no puedo evitar la tentación de acercarme hasta el buzón. Se trata de Giuruz, modesta cima que forma un pequeño barranco junto con el Pico de la Cruz y que también me ha resultado muy agradable.


Cima de Giuruz

Retomo el camino por la pista, pero, al igual que con la cima de Giuruz, no puedo evitar salirme del camino para inspeccionar algunas de las enormes simas y grietas que hay, algunas incluso al lado del camino, esto y los restos de las explotaciones mineras hacen que me plantee otra visita por aquí para dedicarle un día a esta parte de los montes de Triano. 


Paisaje minero

Aun así me tengo que acercar a una enorme grieta bien visible desde al camino. Junto a un abismo del que apenas se vislumbra el fondo se me ponen los pelos de punta. Me tumbo para asomarme, pero ni así consigo ver el fondo. La verdad es que viendo los bordes de la grieta me tiemblan las piernas pensando que en cualquier momento la tierra se va a hundir bajo mis pies y me va a tragar. Saco algunas fotos y camino a un par de metros del borde de la grieta que, poco a poco, se va cerrando. Pero como he dicho, ya volveré otro día con más tiempo, así que vuelvo al camino firme en dirección a los restos de la mina Dolores, por donde ya anduve en mi anterior visita.


Enorme grieta

Desde aquí sólo resta continuar por la pista hasta alcanzar de nuevo la base del Pico Pastores y regresar a Peñas Negras.



f o t o s



Música de Chris Isaak: "One Day"


21 de mayo de 2013

Vuelta por Itxina

14 de abril de 2013

Nueva visita al macizo de Itxina con la intención de realizar una circular que pase por los rincones más emblemáticos de esta zona del Parque del Gorbea. La ruta comienza en el aparcamiento de Pagomakurre y se dirige hacia el Ojo de Atxular, la verdad es que no se me ocurre un sitio mejor para adentrarse en el mundo mágico de Itxina.

Hacia el Ojo de Atxular

Una vez en el interior de Itxina el primer objetivo es alcanzar la cima de Lekanda para lo cual tomo una senda que parte desde el propio Ojo de Atxular, hacia la izquierda, y que discurre paralela a los cortados, por una zona bastante abrupta y rocosa, pero sin grandes complicaciones. Difusas marcas de pintura roja y algunos hitos marcan el camino.

Hitos en el laberinto de Itxina

Antes de alcanzar la cima de Lekanda y disfrutar de sus impresionantes vistas he dejado atrás varias cimas con buzón, concretamente Asparreta, Aranobaltza e Igalirrintza, esta última también con vértice geodésico.

Igalirrintxa

Desde Lekanda desciendo en dirección a las campas de Arraba donde me desvío para hacer una pequeña parada en la fuente que hay junto al refugio de la federación de montaña antes de volver a introducirme en Itxina a través del paso de Kargaleku, bajo las paredes del Gorosteta.

Gorosteta desde Kargaleku

Aquí comienza lo que para mí es la parte más bonita y espectacular de Itxina, la senda que conecta el paso de Kargaleku con el paso de Itxingote. El paisaje es impresionante y nos da una idea de lo que se puede esconder en las entrañas de este macizo. Es un tramo que recomiendo a todo el mundo y que además permite visitar otro de los rincones más emblemáticos del Parque del Gorbea, Neberabarri, los restos de una impresinante nevera de unos veinte metros de profundidad y que es también de visita obligada si se pasa por la zona.

Neberabarri

Tras visitar la nevera, a la que se accede tras desviarse un poco de la senda que une Kargaleku con Itxingote, regreso al camino y continúo en dirección al Altipitatx, cima que rodeo siguiendo de nuevo las difuminadas marcas de pintura roja que conducen a los prados de Lexardi.

Lexardi

Desde Lexardi hay que tomar dirección hacia el Ojo de Atxular, en cuyas cercanías un poste de señales indica la dirección a tomar si se desea visitar la cercana cueva de Supelegor. En principio esa era mi intención, pasando ántes por el túnel de Arkuatxa, para después de ver la cueva continuar en dirección hacia la cima de Axkorrigan y desde ahí regresar de nuevo hacia el Ojo de Atxular pasando por la cima de Urtutxe, pero finalmente me voy directo hacia Atxular y, desde aquí, vuelta a Pagomakurre.



f o t o s

Música de Eagle Eye Cherry: "Comatose"


 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness