17 de diciembre de 2012

Rincones para perderse: Otzarreta


Si en mi anterior entrada, la primera de la serie “rincones para perderse”, me acercaba hasta los alrededores del humedal de Saldropo para visitar la cascada de Uguzpe, no hay que irse muy lejos para encontrar otro lugar donde perderse un buen rato bajo el abrigo de las hayas. Se trata del hayedo de Otzarreta, una pequeña extensión de terreno tapizada por las hojas caídas de impresionantes hayas y atravesado por un serpenteante arroyo. Sin duda alguna es un lugar fascinante.

Para alcanzar el hayedo de Otzarreta, al igual que para la cascada de Uguzpe, hay que tomar la pista que justo desde lo alto del puerto de Barazar se interna en los terrenos del P. N. del Gorbea y que finaliza en el área recreativa de Saldropo, pero esta vez no hay que llegar hasta el humedal, sino que se debe tomar un desvío a la izquierda, señalizado con postes de madera, para coger otra pista que, para los vehículos no autorizados, acaba en una explanada en la que se ha habilitado un aparcamiento.

La sorpresa la tenemos a apenas veinte metros del aparcamiento, pues este se encuentra justo al lado del hayedo, aún así un cartel nos indica la dirección a tomar.

La verdad es que no se cómo describir el lugar y lo mejor será pasar directamente a las fotos, pero si en foto os parece un lugar bonito, os aseguro que si vais en persona será un lugar al que volveréis.

Parece que esto se va a convertir en algo habitual, pero cada vez que salgo con la única intención de hacer fotos lo primero que echo en falta es un poco más de angular, sobre todo en un sitio como este, donde las enormes hayas dan mucho juego, pero no queda más remedio que aprovechar el equipo del que dispongo y habrá que seguir exprimiendo la Canon G11 hasta que reviente.

Hubiera preferido venir al hayedo una mañana, con las primeras horas del día y, a ser posible, con niebla y tras algunos días de lluvia para que el arroyo tuviese un buen caudal, creo que esas son las condiciones perfectas para fotografiar este lugar, pero no se puede tener todo, así que he tenido que venir una tarde, con cielo despejado y, aunque el arroyo lleva agua, esta no tiene la suficiente fuerza como para conseguir el efecto sedoso en el agua.

Las primeras fotos son para hacerme una idea del lugar, así que me centro en los árboles que, junto con el arroyo, son el principal elemento para componer las tomas. El trípode es imprescindible y un buen juego de filtros degradados grises de densidad neutra tampoco estorban, yo tengo uno muy cutre que da una dominante magenta a las fotos insoportable, así que, aunque lo he utilizado para las primeras tomas al final lo dejo por imposible, en el ordenador tocará pelarse con los contrastes. El filtro polarizador también es útil, en este caso no para saturar los colores ya que apenas llega la luz del sol, sino para eliminar los brillos molestos en el agua.

 Canon G11
f/8 - 1s - iso 80
trípode + cable disparador + filtro gris degradado ND

De todas las composiciones posibles hay una que destaca a simple vista y que es la carta de presentación del hayedo de Otzarreta, se trata de un haya situada junto al arroyo y cuyas raíces, por efecto de la erosión de las aguas han ido quedando al descubierto a la vez que se han cubierto de musgo, si buscáis por Internet veréis que es la imagen más repetida del lugar. Esta es mi humilde versión (aquí es donde más me acordé de un buen gran angular…)

 Canon G11
f/5,6 - 1s - iso 80
trípode + cable disparador + filtro polarizador

Pero el hayedo esconde otros muchos rincones en los que detenerse, aunque yo me he entretenido demasiado con las aguas del arroyo, se me está haciendo tarde y apenas queda luz para unas cuantas tomas más, especialmente de un bonito meandro que se forma poco antes de que el arroyo abandone el hayedo.

 Canon G11
f/3,8 - 8s - iso 80
trípode + cable disparador

Han sido apenas dos horas en este lugar, era la primera vez que venía, y aunque creo que he conseguido alguna foto resultona está claro que no tardaré en volver por aquí, no se si por la mañana o por la tarde, si con niebla o con sol, con lluvia o con nieve, pero volveré. Os dejo con el resto de fotos de la sesión.




f o t o s

Música: "Song Of The Heart" (Reflections of Nature-A Time For Romance)



 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness