28 de noviembre de 2012

Rincones para perderse: Uguzpe

Durante mis salidas montañeras he ido descubriendo lugares en los que realmente da gusto perderse. Rincones que, a menudo, dejamos de lado mientras vamos camino de una cima en lugar de dedicar tiempo a explorarlos y disfrutarlos. En la medida de mis posibilidades intentaré, poco a poco, mostrar aquellos que a mí más me han gustado, así que en esta serie de "Rincones para perderse" tendrá más protagonismo la fotografía que la montaña, aunque la mayoría de estos rincones bien podrían formar parte de alguna ruta de montaña, pero creo que ya de por sí, ellos solos bien merecen una visita.

La cascada de Uguzpe se encuentra dentro de los límites del Parque Natural del Gorbea. Se encuentra situada en las cercanías del humedal de Saldropo, donde también podemos encontrar un área recreativa habilitada con aparcamiento, fuente, mesas y asadores, así que una visita a la cascada puede ser un complemento perfecto para una jornada de esparcimiento por la zona.

Al área recreativa de Saldropo se accede desde la carretera N-240, justo en lo alto del puerto de Barazar, a la derecha si vamos dirección Vitoria veremos un cartel que indica el acceso al Parque Natural del Gorbea, sólo hay que seguir la pista de cemento hasta alcanzar el aparcamiento de Saldropo. Al final del aparcamiento, hacia la derecha, sale una pista de tierra que discurre a través de una zona de arbolado, justo en el momento en que se sale del bosque y la pista comienza a perder altura y a girar hacia la derecha veremos una zona más amplia donde se puede llegar con el coche y aparcar en la cuneta. En este punto nace un camino herboso que desciende hacia el bosque, sólo hay que seguir el camino y en apenas cinco minutos, cuando el camino realiza un quiebro hacia la izquierda veremos un claro sendero que sale hacia la derecha, es inconfundible porque pasa junto a una enorme haya y enseguida gira hacia la izquierda hacia un ancho paso entre rocas. A partir de aquí el ruido del agua anuncia la inminente presencia de la cascada. La senda desciende rápidamente hacia una plataforma desde la que ya podemos contemplar el salto de agua en todo su esplendor. Para alcanzar su base basta con seguir descendiendo por el sendero y ayudarse de las raices de otra gran haya para evitar resbalones y caídas. Este es el momento de montar el trípode, sacar los trastos y hacer lo que buenamente se pueda...

Canon G11
f/8 - 1s - iso 80
trípode + cable disparador


Lo primero que se echa en falta en un lugar como este es un buen angular, con la mínima focal de la G11 (28mm) hay que alejarse bastande de la base de la cascada y es difícil encontrar una composición que le de fuerza a la imagen, pero quizás si se consigue transmitir mejor la sensación de serenidad que se respira en el lugar.

Canon G11
f8 - 1s - iso 80
trípode + cable disparador

Lo dicho, a falta de angular no queda más remedio que buscar pequeños detalles que realcen la imagen sin olvidarnos del agua.

Canon G11
f/6.3 - 1s - iso 80
trípode + cable disparador

Ni que decir tiene que aquí el trípode se convierte en una herramienta casi indispensable, sobre todo si queremos conseguir imágenes que le den al agua ese aspecto sedoso, pero además porque la cantidad de luz que llega no es mucha, también es cierto que yo he ido una tarde nublada porque la luz difusa que se filtra entre las nubes favorece mucho la iluminación. En un día soleado habría que pelearse con los fuertes contrastes de las zonas iluminadas por el sol y las zonas en sombra, y la canon G11 tampoco destaca por su rango dinámico.

Canon G11
f/6.3 - 1s - iso 80
trípode + cable disparador

Para finalizar la visita recomiendo acercarse, con mucha precaución, a la parte más alta de la cascada, la vista es impresionante. 

Aquí os dejo el resto de fotos de la sesión.



f o t o s 


Música de Bob Marley: "I Can See Clearly Know" 



 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness