28 de octubre de 2012

Sierra de Ganekogorta: Gasteluzar (717), Kamaraka (800), Mugarriluze (735) y Goikogane (702)

Aunque no sea el mejor día ni la mejor hora para salir al monte hay que aprovechar las tardes libres, así que, a pesar de los 30 grados de temperatura me voy a dar una vuelta.

Circulando por la autopista Vasco-Aragonesa (AP-68), a la altura del peaje de Llodio, ¿Quién no se ha fijado alguna vez en la puntiaguda silueta del Goikogane? Yo lo he hecho cientos de veces y siempre se me pasaba lo mismo por la cabeza “tengo que subir ahí arriba”, así que esta era una buena oportunidad, lo tengo cerca de casa y además es la punta de lanza de un cordal que se alarga hasta las faldas del Ganekogorta, un paseo perfecto para una tarde de verano.

Me acerco con el coche hasta la preciosa ermita de Santa Lucía del Yermo, desde donde comenzaré la ruta. Un poste nos indica la dirección a tomar, aunque no hay duda alguna, todo recto para arriba, como orientación pueden utilizarse los postes que marcan la ruta del cinturón de hierro de Bilbao. Alcanzado un primer cordal aparece un cruce de pistas donde un poste indica las diferentes direcciones que se pueden tomar. Yo voy dirección hacia el Ganekogorta por una pista que gana altura suavemente hasta alcanzar el cordal entre Goikogane y la base del Ganekogorta ya que mi primer objetivo es alcanzar la cima de Gasteluzar para después recorrer el cordal que culmina en la cima de Goikogane.

Santa Lucía del Yermo

Durante toda la ruta son evidentes los restos de las trincheras y algún nido de ametralladora. La verdad es que pone los pelos de punta pensar que lo que hoy es para nosotros un paisaje para disfrutar fue hace 75 años para muchos lo último que vieron sus ojos…

Gasteluzar es una pequeña loma a un lado de la pista, pero ofrece unas bonitas vistas sobre el entorno, especialmente de la zona del Ganekogorta, del cual se alcanza a ver su vértice geodésico, que lo convierte en una cima que pasa de los 1000 metros, y esto al ladito mismo del gran Bilbao. También destaca por su silueta el Gallarraga, otra de esas cimas que he visto cientos de veces circulando por la carretera entre Bilbao y Balmaseda, pero que nunca he subido.

Cima de Gasteluzar

Desde Gasteluzar toca retroceder hasta el collado que lo separa del cercano Kamaraka, que con sus 800 metros es la cima más alta de este cordal. Vértice geodésico y cruz/buzón reciben al montañero tras un primer fuerte repecho.
La vista del cordal hacia Goikogane es impresionante ya que da la sensación de que la montaña se corta imposibilitando el avance, pero no es así, el camino es cómodo y no presenta ninguna dificultad.

Kamaraka

La siguiente parada es la cima de Mugarriluze. Llegado a este punto observo como por el cercano valle de Ayala se ha formado una tormenta y se ve el destello de los rayos. Aparentemente la tormenta no se dirige hacia Bilbao, pero por unos momentos dudo entre seguir la ruta o darme la vuelta. Las tormentas en la montaña, si van acompañadas de aparato eléctrico, me dan pavor. Finalmente decido continuar ya que, como he dicho, parece que la tormenta no viene hacia esta zona.

Hacia Goikogane

Rápida bajada hacia el collado para afrontar la corta subida hasta la cima de Goikogane, coronada por una cruz y, más adelante, en una ante cima que se asoma hacia Llodio una Ikurriña ondea al viento. Ahora me acuerdo de las muchas veces que he mirado hacia esta montaña desde el peaje de la autopista que ahora está 600 metros más abajo. Me hubiera gustado quedarme un buen rato en la cima, pero aparecen más nubes y prefiero regresar a la ermita de Santa Lucía para invertir unos minutos en fotografiarla, a ver si tengo suerte y algún rayo de sol se escapa entre las nubes iluminándola…

Amenaza tormenta

Para la vuelta dudo entre tomar alguna de las muchas pistas que hay por la zona. Un señor que estaba por allí con sus nietos me orienta un poco e incluso me acompaña durante unos metros en busca de un sendero que recuerda, pero no lo localizamos. Se ofreció para llevarme hasta Santa Lucía en coche, pero las nubes no pintaban tan mal. Me despido de él dándole las gracias y me vuelvo por el camino por el que he venido, rodeando esta vez la cima de Mugarriluze, hasta alcanzar el punto donde un poste de señales indica que estoy a 25 minutos de la ermita. Tras un pequeño tramo de senda el resto del camino transcurre por una pista donde van confluyendo otras hasta llegar de nuevo al poste de señales donde al principio tomé la dirección hacia el Ganekogorta. Sólo queda descender hasta las campas de Santa María, junto a la ermita, donde espera el coche.



f o t o s 


 
Música de Andrew Bird: "Imitosis"



t r a c k

 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness