8 de octubre de 2012

Sierra de Artzena: Cueto (1.367), Mota ((1.319) y Batxikabo (1.201)

Esta es la segunda vez que hago esta ruta. La primera fue en compañía de mi cuñado "el montañero” y de mi amigo "el intrépido”. Fue un día agradable, pero no pude hacer muchas fotos, así que me quedé con ganas de repetirla un poco más a mi aire, con calma y sin prisa, así que hoy he madrugado y a las 8:20 estoy en Barrio, listo para una buena pateada.

Mi primer objetivo es la cima de Cueto, y para realizar una ruta circular e intentar no pasar dos veces por los mismos sitios debo seguir una pista durante bastantes kilómetros. La pista comienza junto a la iglesia de Barrio y durante casi 9 kilómetros me irá acercando hacia la parte alta de la sierra de Artzena, dejando atrás el Batxikabo, que será la última cima del día y pasando bajo las impresionantes paredes de Mota.



La pista está marcada con postes que indican rutas para realizar en BTT, al llegar al señalizado con el número 11 hay que tomar la pista que se desvía hacia la izquierda para después de realizar un giro de 90 grados, abandonarla e introducirse en el hayedo por una senda apena señalada con algunos hitos dispersos. Hay que estar atentos al momento de abandonar la pista porque no aparece con ninguna señal, y aunque yo he dejado un palo clavado en el suelo, no creo que aguante mucho.

Esta senda, en fuerte pendiente, llega hasta un portillo de alambre de espino, tras cruzarlo accedemos al cordal en un bonito collado herboso que invita a sentare un rato y disfrutar de la vistas a uno y otro lado. A la derecha según se accede al collado ya puedo divisar la cima de Cueto, reconocible por la antena que destaca sobre las copas de los árboles que la rodean.



Tras unos minutos de reposo continúo mi camino por una pista que, tras tomar un desvío a la derecha marcado por hitos, lleva directamente a la cima de Cueto. Las vistas impresionantes, y la caída por los cortados mortal de necesidad, algo común a muchas cimas de esta sierra, así que con niebla o con la roca húmeda hay que tener mucho cuidado, aunque uno no puede evitar la tentación de asomarse al vació todo lo posible.



Dejo la cima de Cueto con la vista puesta en las cercanas cumbres de Mojón Acuchillado y Risco del Mojón Acuchillado. Podría alargar la ruta dirigiéndome a esta última, pero quizás sea demasiado, aún me queda mucho camino de vuelta a Barrio si quiero pasar por la Mota y Batxikabo, así que lo dejaré para otra ocasión.

Regreso al collado por la pista y continúo por la misma hasta llegar a otro desvío marcado con hitos, al principio el camino es amplio y cómodo, pero la parte final que da acceso a la cima de Mota apenas se vislumbra entre una maraña de boj que dificulta el avance, pero el pequeño esfuerzo encuentra enseguida su recompensa al alcanzar la cima. De nuevo las vistas son de lujo, y la caída de infarto. Aquí coincido con los únicos seres humanos que me encontraré durante toda la ruta, así que, tal y como esperaba, el paseo iba a ser muy tranquilo, sin aglomeraciones, aunque este grupo del club de montaña Peña Karria era bastante numeroso, pero enseguida han abandonado la cima y me he quedado sólo, disfrutando del momento. Por cierto, Peña Karria es una de las cimas que aun tengo pendientes y que durante toda la jornada aparece ante mi vista, con ese espectacular cresterío afilado como un cuchillo…



Cuando estuve en la cima de Mota con mi cuñado y el intrépido, a pesar de llevar GPS nos volvimos locos buscando el camino que siguiendo el la parte alta de la sierra debería llevarnos hacia Batxikabo, o al menos eso pensábamos nosotros, hasta que finalmente descubrimos el sendero que bajaba encajonado entre los murallones de Mota para continuar luego paralelo a la pared hasta alcanzar otro collado donde se unen las pistas que vienen de Barrio y Sobrón, cada una a un lado de la sierra. Este tramo del recorrido es posiblemente el más bonito de toda la ruta.



Abandono el collado por otra pista que se dirige hacia un nuevo collado, el de Canto Pero, desde el cual se puede iniciar el ascenso a la cima del mismo nombre, pero esta también la dejo para otra ocasión, comienzo a notar las piernas un poco cargadas y aun me queda el último esfuerzo que supone el ascenso hasta la cruz del Batxikabo… y el descenso. Unos hitos marcan la ruta a seguir desde el collado y que a través de una bonita senda que se abre paso entre el boj lleva a la rocosa cima de Batxikabo, coronada con una gran cruz. Se repiten las vistas, pero uno no se cansa de admirar el paisaje.



Como continuación de la senda de subida desde el collado de Canto Pero, y con la ayuda de marcas de pintura roja, la senda desciende hacia el collado La Hoz, que separa Batxikabo de las escarpadas paredes de los Castros, y desde el cual se toma una pista que podemos abandonar enseguida para descender rápidamente en fuerte pendiente, o seguir durante un tramo para tomar otro desvío más adelante que desciende más suavemente, aunque las dos opciones llevan al mismo sitio, a la pista por la que comencé y que pondrá fin a la ruta de hoy.


f o t o s

Música de Elton John: "Sad Songs (say so much)"



t r a c k 

 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness