25 de junio de 2012

Sierra de Gorbea: Urratxa (1.060), Azaolako Atxa (1.167) y Usotegieta (1.188)

Salgo desde el aparcamiento de Belaústegi en dirección a la majada de Austingarmin y por el camino voy meditando la ruta a seguir. La idea inicial es llegar hasta el collado de Ipergorta, hacer cima en el mismo Ipergorta, continuar hacia Gorosteta, bordear las campas de Arraba y bajar hacia el arroyo Padrobaso para visitar su nacimiento, pero este recorrido ya lo hice el día que seguí el curso del Padrobaso, así que al llegar al collado Ipergorta decido continuar por la pista en busca del Padrobaso y su nacimiento.


Pero tan sólo un par de minutos han bastado para cambiar de idea. Comienzo a descender la pista atravesando uno de los neveros que aun se mantienen por la zona y me aparto unos metros del camino para sacar fotos. Poco a poco, embobado por la belleza del lugar, me sigo apartando de la pista y voy descendiendo a través de un hayedo y entre paredes de roca. No hay sendero, pero la orografía no deja lugar a dudas, basta con buscar las zonas más despejadas y seguir descendiendo hasta alcanzar las orillas del Padrobaso. Ha sido una variante inesperada, pero muy entretenida y recomendable porque no reviste ninguna dificultad a pesar de que por lo escarpado del terreno pueda parecer lo contrario.


Ahora toca disfrutar un rato de las aguas del Padrobaso, con sus pequeños rápidos y los continuos saltos de agua. Me lo voy a tomar con calma, así que monto el trípode para ver si puedo sacarle provecho al kilo extra de peso que llevo hoy a la espalda. Casi siempre llevo un pequeño trípode al que no le acabo de dar el uso que debiera, pero como digo, el cauce del Padrobaso es para disfrutarlo y hoy el trípode me va a venir muy bien.


Después de más de una hora entretenido con la cámara remonto el cauce del arroyo hasta alcanzar su nacimiento, o mejor dicho, sus nacimientos, ya que el Padrobaso emerge de dos puntos diferentes muy próximos entre sí. El de mayor caudal lo hace en una oquedad en cuya base manan las aguas que enseguida se juntan con las que vienen de una pequeña y muy bonita surgencia que hay entre dos hayas, tapizada en su parte superior por una alfombra de musgo. La verdad es que es un rincón muy agradable, a la sombra de la peña Urratxa, cuya cima es mi próximo objetivo.


Desde el mismo nacimiento del arroyo comienzo a remontar la pendiente y escarpada pared de la peña Urratxa, sin sendero, pero por terreno cómodo, aunque algo resbaladizo por la hierba y con bastante pendiente en algunos tramos. El buzón de la cima no se ve hasta que no se está prácticamente junto a él.


Para el descenso hay que localizar un pequeño hito que marca la ruta a seguir, después con un poco de intuición y algún que otro hito desmoronado el camino se vuelve más evidente. El descenso es rápido y me lleva directamente a la pista que viene del collado de Ipergorta. Ahora toca remontarla tranquilamente, bajo un sol primaveral, pero que calienta como si fuese pleno verano.


Alcanzo el collado, pero en lugar de continuar por la pista para regresar a Belaústegi, me desvío hacia la izquierda, siguiendo las marcas de pintura roja y blanca que, atravesando otro bonito hayedo, llevan hacia la despejada cima de Usategieta. A mitad de camino se encuentra la rocosa cima de Azaolako Atxa, pero no me entretengo demasiado en ella, prefiero seguir adelante y sentarme sobre la verde hierba de Usategieta para descansar y disfrutar de las vistas, Gorbea, Aldamín, Gorosteta, Usategieta, Itxina, Odoriaga y los montes de Arno, Sierra Salvada, Anboto…


Ya sólo me queda descender hacia Austingarmin y retomar la pista que en poco más de veinte minutos me devuelve al aparcamiento, a la ciudad, a casa, y a la cruda realidad de los lunes…



FOTOS

Música de Texas: "Whem We Are Together"



TRACK
 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness