10 de junio de 2012

Sierra de Anboto: Urkiolamendi (1.011), Kurutzeta (1.202) y Larrano Puntie (981)

Hoy he quedado en Durango con un forero de Mendiak para vender mi última adquisición fotográfica, una Panasonic FZ38, quizás una de las mejores cámara tipo “bridge” (puente), un paso intermedio entre quienes no se deciden entre las pequeñas, versátiles y cómodas compactas y las pesadas, pero más completas réflex, aunque para los aficionados sin grandes pretensiones creo que la diferencia ente unas y otras cada día se va diluyendo más, y como en mi caso, la comodidad y la ligereza se han convertido en una prioridad, así que mientras mi canon G11 siga operativa no necesito más. En fin, que con la historia de la cámara y ya que me he acercado hasta Durango aprovecho para subir hasta Urkiola y hacer alguna ruta corta y tranquila.

La elección es Kurutzeta, inicio del cresterío que une el collado Larrano con la cima del Anboto. Salgo desde el aparcamiento de Urkiola y me dirijo hacia la cima de Urkiolamendi, cumbre que no requiere un gran esfuerzo y que sirve para calentar las piernas, además es uno de los mejores miradores de la zona, sobre todo para contemplar el cresterío entre Alluitz y Larrano, con los impresionantes pasos del infierno y de Urkulu destacando sobre la misma.


Desde Urkiolamendi desciendo hacia las campas de Pol-Pol y desde aquí me encamino hacia el collado Larrano. El camino a seguir no deja lugar a dudas, subir en línea recta por la cresta herbosa hasta alcanzar una zona de rocas donde el sendero se difumina. La ruta correcta rodea la cima, pero yo prefiero seguir lo más cerca posible del cordal, lo cual exige alguna pequeña trepada y cierta precaución en algún paso, pero alcanzar la cima no resulta difícil.


Las vistas sobre el cordal que lleva hacia el Anboto son muy tentadoras, pero por hoy me voy a conformar con Kurutzeta, aunque Elgoin está muy cerca y durante unos momentos dudo sobre si alargar un poco más la ruta, pero finalmente me quedo donde estoy. Me apetece más sentarme tranquilamente a disfrutar de la paz y la tranquilidad que se respira aquí, en la solitaria cima de Kurutzeta.


Comienza a caer la tarde e inicio el descenso por el mismo camino de subida. No tengo prisa y una vez en el collado Larrano me acerco hasta la cima de Larrano Puntie. El acceso a la misma no requiere apenas esfuerzo, pero sí cierto cuidado ya que junto a la misma hay un gran agujero, con niebla o con la roca mojada puede convertirse en un problema, pero hoy no es el caso. Desde Larrano Puntie se tiene una muy bonita vista sobre el cresterío que lleva al Alluitz, este también se muestra muy tentador y además lo tengo pendiente, quizás para esta primavera…


Toca regresar a Urkiola. La primera opción es coger la pista en las campas de Pol-Pol, pero resulta un tanto aburrido, así que decido volver a subir por Urkiolamendi, desde mi reciente paternidad no son muchas las salidas que estoy haciendo y eso se nota en la forma física, así que voy a darle un poco de caña a las piernas. Como he dicho al principio Urkiolamendi es un excepcional mirador, y más ahora que no hay absolutamente nadie en la cima, es más, ya no se ve a nadie por la zona, algún rezagado que también ha preferido disfrutar de la soledad en alguna de las muchas cumbres que se pueden hacer por la zona.


El aparcamiento, antes abarrotado, también se muestra solitario a últimas horas de la tarde.



FOTOS

Música de Chris Spheeris: "Enchantment"



TRACK
 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness