8 de marzo de 2011

Travesía Barazar - Murua

Hoy he quedado con mi amigo Miguel para realizar una travesía con sus compañeros del club de montaña Aldatz Gora. El recorrido comienza en el alto de Barazar, donde nos dejará el autobus, y termina en Murua, donde nos recogerá el mismo autobús. Tras una parada técnica en Areatza para desayunar el autobús nos deja en el alto de Barazar. Desde aquí nos dirijimos por una pista de cemento hacia la zona de recreo del humedal de Saldropo. La mañana está fría y aun queda algo de neblina por la zona, pero el sol amenaza con deparar una bonita jornada montañera.


Una vez atravesado el paso de Atxuri se alcanza la parte alta de la una sierra en la que nos encontramos con cimas como el propio Atxuri y el Arralde. Las vistas son magníficas, hacia atrás podemos contemplar el Anboto emergiendo de entre un mar de nubes y hacia adelante el Aldamin y el Gorbea, principal objetivo del día.


Continuamos hacia Arimegorta, una zona de pastos llena de pequeños y grandes refugios de montaña y donde de nuevo el camino se pone cuesta arriba. Dejamos el Aldamin a nuestra derecha y algunos del grupo, somos poco más de una veintena, hacemos una pequeña parada en la cima del Dulao. Las vistas hacia Arimegorta son espectaculares, y también se puede disfrutar de la visión de Aldamiñape, el Aldamin, el Gorbea y, más alejado, el Lekanda.


Ahora sí, sin más dilación, nos encaminamos hacia la cruz del Gorbea. El tramo hacia el collado entre Gorbea y Aldamín es rápido y cómodo, y aunque no está exanto de esfuerzo, no tiene nada que ver con la última y sufrida rampa antes de alcanzar la cruz, esta hace sudar a cualquiera, así que hay que tomársela con calma. En la cima apenas paramos el tiempo justo para que el grupo se junte y planificar la bajada. Parte del grupo va a descender hacia Zárate, y el resto lo haremos tal y como estaba planeado hacia murua por el espolón de Igiñiger.


Yo no conocía esta bajada y tengo que decir que me ha gustado mucho. En el espolón hemos aprovechado para comer algo, pero enseguida nos hemos vuelto a poner en marcha, hay que cumplir el horario acordado con el conductor del autobús. El descenso es rápido y tras atravesar un bonito hayedo y dejar atrás el desvío que lleva a las cuevas de Mairuelegorreta, que dejamos atrás por falta de tiempo para visitarlas con calma, llegamos aun llano donde una pequeña cascada llama nuestra atención. detrás de la cascada podemos ver la entrada a una cueva por la que surge el agua y no podemos resistir la tentación de introducirnos en sus entrañas, algunos más que otros.


Ya no podemos entretenernos más, así que continuamos hacia la zona de los embalses del Gorbea. Un antigua cantera ha sido aprovechada para convertirla en zona de recreo, con parking, pero el autobus no puede llegar hasta aquí, así aun nos queda un buen tramo por carretera. Ha sido un día muy bonito donde el tiempo nos ha acompañado y que he podido compartir con algunos amigos a los que hacía tiempo no veía y otros a los que sólo conocía de ver en fotos. espero que podamos repetirlo pronto.







 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness