17 de enero de 2008

Monte Santiago, monumento natural


Nunca había oído calificar a un lugar como monumento natural, pero la verdad, es que es una de las mejores formas de describir este rincón, a caballo entre las provincias de Vizcaya, Alava y Burgos. Es un lugar que ofrece múltiples posibilidades a los amantes de la naturaleza, se pueden hacer rutas de montaña, de trekkin, de mountain bike, o simplemente pasear por sus senderos y descubrir algunos de los lugares de gran belleza e impresionantes. Yo voy a ir para hacer fotos.

El acceso a Monte Santiago desde Vizcaya se hace desde la localidad de Orduña, a los pies de Sierra Salvada. Mi primera sorpresa es la presencia del bollo, esa niebla densa que se posa sobre la montaña y que se deja caer suavemente sobre el valle. Primera parada para sacar fotos.


Una vez subido el puerto de Orduña me introduzco en Monte Santiago y me acerco hasta el mirador de Arando, desde donde se tienen unas vistas impresionantes. Por la zona alavesa las nieblas se resisten a desaparecer...


Desde el mirador de Arando comienzo mi paseo siguiendo el sendero que discurre junto a los cortados del desfiladero de Delika y que lleva hasta el conocido salto del Nervión, que hoy no tiene ni una gota de agua, pero que en época de lluvias o de deshielo es un espectáculo que teneis que ver.


Como he dicho al principio, mi paseo de hoy se centraba en hacer fotos, y en el Monte Santiago, además del paisaje, hay otra cosa que había llamado mi atención en una anterior visita, su fauna, en especial la gran cantidad de insectos que te puedes encontrar, así que regreso a la zona del mirador de Arando, cubierta de matorrales y de hierba y comienzo mi búsqueda, aquí hay de todo.


Y como despedida, el rey indiscutible de estos acantilados, el buitre leonado, es una gozada contemplar su elegante vuelo, sus planeos y su impresionante silueta recortada sobre el cielo.






 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness